Cómo comprar dólares para inversión

Además de comprar dólares físicos por necesidad manifiesta, también se pueden comprar dólares para inversión. Firmas bursátiles, brokers y hasta bancos, nos dan la posibilidad de comprar o vender dólares para ganar dinero de acuerdo a su depreciación o apreciación.

Aunque a los gobiernos no les gusta que negocien especulativamente con sus monedas, lo cierto es que todo el mundo lo hace, desde fondos de inversión hasta los poderosos bancos centrales que manipulan artificialmente el valor de sus monedas. Ahora, ¿cómo comprar dólares para inversión?

Es bueno aclarar que el dinero es un bien, y como todos los bienes, su valor es susceptible a la ley de la oferta y la demanda. Dicho lo anterior, existen varias alternativas para comprar y vender dólares para inversión.

Algunos bancos nos permiten abrir cuentas bancarias en dólares, esto es algo práctico para especular en el mercado ya que no hay necesidad de comprar dólares y guardarlos debajo del colchón. En este caso el propio banco guardará nuestros dólares.

Cómo comprar dólares

Pero la alternativa anterior es buena para especular a favor del dólar, no en contra, es decir, esperando a que el dólar se aprecie. Para especular en contra y ganar dinero con su depreciación podemos optar por firmas comisionistas que nos permitan adquirir futuros u opciones sobre el dólar y apostar por su depreciación.

Si queremos ser más arriesgados podemos hacer uso de los brokers de divisas, que son como casas de cambio virtuales que nos permiten comprar y  vender divisas sin necesidad de hacer presencia física. Las divisas quedan guardadas en fondos bancarios del bróker mientras nosotros especulamos con su valor ya sea a favor o en contra.

Con los brokers de divisas, también conocidos como brokers de forex (Ojo, no son pirámides) tenemos la opción del apalancamiento financiero que nos permite adquirir un monto mayor de divisas a pesar de no tener el dinero suficiente para adquirirlos, pero esta herramienta tiene sus pros y sus contras porque así como podemos generar grandes beneficios, también podemos generar grandes pérdidas si no sabemos controlar el capital.

Ahora bien, ¿cómo podemos ganar dinero en el mercado de divisas? Mejor, ¿cómo sabemos que una divisa se va a apreciar o depreciar? Dos cosas antes de contestar: 1) Este mercado es altamente riesgoso y no es apto para todo ciudadano conservador 2) De ahora en adelante hablaremos de probabilidades.

Las divisas se aprecian o deprecian por muchos factores aunque el fondo es lo mismo: el desequilibrio entre la oferta y la demanda. Cuando hay abundancia de dólares en un país, hay mayor oferta, la divisa tiende a depreciarse. Cuando escasea el dólar en un país esa divisa tiende a apreciarse, la demanda supera la oferta.

Los factores que conducen al desequilibrio entre la oferta y la demanda son muchos, por ejemplo, la mayor inversión extranjera puede aumentar el flujo de divisas y por tanto aumentar la oferta. Y viceversa, cuando la inversión extranjera disminuye, las divisas se van, escasea el dólar, la oferta disminuye y es superada por la demanda.

Pero también hay otros factores que influyen en el desequilibrio entre la oferta y la demanda de divisas, como el comercio exterior, la inflación, el aumento del crédito, el crecimiento económico, la política monetaria, además de las restricciones gubernamentales.

La mejor forma para especular en el mediano o largo plazo con las divisas es combinar las roturas de precios y las noticias de política monetaria de los bancos centrales que conforman la divisa, por ejemplo, en el caso del USD/COP (Dólar/Peso colombiano) estaríamos hablando de la Reserva Federal de Estado Unidos y el Banco de la República de Colombia.

Cada vez que un país anuncia que aplicará una política monetaria expansiva o restrictiva tenemos que estar atentos, y si es agresiva, aún más. Política monetaria expansiva significa inyección de dinero, abundancia, mayor oferta, depreciación. Y cada vez que se anuncia política monetaria restrictiva significa retiro de dinero, escasez, menor oferta, apreciación.

Por ejemplo, cuando la Reserva Federal de Estados Unidos anunció en 2008 la puesta en marcha del programa de Flexibilización Cuantitativa, es decir, política monetaria expansiva agresiva, el dólar empezó una depreciación global contra casi todas las monedas del mundo, ese era el momento de vender dólares. Y cuando la Reserva Federal inició el desmonte del último programa de Flexibilización Cuantitativa junto con el anuncio del aumento de tasas de interés (lo que en conjunto significaba política monetaria restrictiva) ese era el momento de comprar dólares.

Cuando los bancos centrales de los países preparan bajas en las tasas de interés de forma consecutiva, compras agresivas de activos públicos o la disminución del encaje bancario, estaremos hablando de política monetaria expansiva, es decir, más oferta de dinero y por tanto, muy posiblemente, depreciación de la moneda.

Cuando los bancos centrales preparan subidas consecutivas de la tasa de interés, ventas agresivas de bienes públicos o aumento del encaje bancario, estaremos en presencia de política monetaria restrictiva.

Lo más importante para especular contra el dólar es tener en cuenta la política monetaria de la Reserva Federal (Banco Central de Estados Unidos) ya que ellos son la primera economía del mundo y suelen desequilibrar a su antojo el valor del dólar.

No necesitamos ser expertos en economía, pero si queremos especular con divisas tenemos que conocer y estar atentos ante las distintas políticas monetarias de las monedas en las que especulamos. Cada que haya un anuncio de política monetaria y esto provoque divergencias del precio y roturas importantes del mismo, se presentará un oportunidad envidiable para entrar al mercado.


Publicar Comentario

Este Blog promueve la libre expresión.

 
Copyright © 2011. Independencia Financiera - Derechos reservados