Guerra de Divisas ¿Cómo Aprovecharnos?

En la actualidad y distinto a lo que muchos países quieran desmentir u ocultar nos encontramos en una verdadera guerra de divisas, en los distintos bandos de confrontación se libran batallas apoteósicas como la registrada hace algunos meses entre EE.UU y la República Popular  China donde por uno y otro lado intensas inyecciones de capital  pretendían doblegar a sus contrincantes  devaluando las monedas locales para acarrear con mejores ventas,  producto de las exportaciones. 

En la guerra de divisas hay oportunidad

Parece que esa batalla la ganó parcialmente  EE.UU quien aprovechando su actual crisis económica sacó todo su arsenal y le mandó a la República Popular China  tumultos de liquidez que se tradujeron rápidamente en una aceleración de la inflación.

Pero este es solo un ejemplo de las batallas del momento, la guerra entre las economías emergentes en contra del dólar es una guerra para alquilar balcón, mientras EE.UU intenta inyectar toda la liquidez posible para contrarrestar la crisis que padece, al mismo tiempo devalúa su moneda, perjudicando a los países  exportadores que reciben pagos en dólares.

Pero las economías emergentes no se quedan atrás, para contrarrestar la devaluación del dólar y en consecuencia la revaluación de la moneda local, algunos países acuden a políticas monetarias expansivas, otros prefieren políticas proteccionistas ajustando el valor de sus divisas en un rango establecido.

Los países exportadores necesitan tener una moneda loca débil para poder competir con los demás países exportadores, al devaluar la moneda local los productos del país en cuestión se vuelven muy apetecidos por los países importadores ya que estos ahora compran más barato y es debido ha este punto el porqué de la actual guerra de divisas.

¿Pero cómo aprovecharnos de esta situación?

En este escenario los especuladores e inversores hacen fiesta porque solo basta con saber la política monetaria que pretenden los distintos países en contienda  para armar un plan de inversión.

Si un país el cual maneja tipos de cambio flotantes, pretende llevar a cabo una política monetaria retroactiva, es decir, pretende encarecer el precio del dinero de la moneda local por medio de cualquier instrumento, como con una suba consecutiva de las tasas de interés, la persona o inversor  puede plantearse  la compra de dicha moneda y esperar a que gane cierto valor para luego venderla y ganar con la diferencia.

En tan solo meses una persona  o inversor puede tener rentabilidades de entre el 15 y 20 % anual, nada mal teniendo en cuenta el interés que ofrecen algunos bancos por nuestros ahorros anualmente el cual oscila entre el 2 y el 3 %.

Las  personas o inversores  deberán  informarse muy bien de esta  clase de inversión, porque invertir en divisas es uno de los mercados más riesgosos, por lo que se aconseja investigar arduamente el comportamiento en distintas circunstancias de la moneda en que desea invertir. Otra cosa a tener en consideración son las regulaciones de esta clase de inversión, ya que algunos países consideran esta actividad como especulación.

Las oportunidades de negocio con el actual sistema financiero y la globalización económica son muchas, solo hay que estar bien informado de los distintos acontecimientos económicos e ir construyendo un posible escenario de inversión.


Saludos y Siempre Éxitos.

Publicar Comentario

Este Blog promueve la libre expresión.

 
Copyright © 2011. Independencia Financiera - Derechos reservados